Huesos-Articulaciones

La artritis reumatoide (AR), la osteoartritis y la espondiloartritis, enfermedades autoinmunes y crónicas que se caracterizan por la inflamación de las articulaciones y que producen dolor, su diagnóstico es más frecuente entre los 30 y los 50 años de edad, en plena edad fértil especialmente en las mujeres. Las alteraciones de las articulaciones y sus componentes (músculos, huesos, cartílago y tendones) se consideran enfermedades del tejido conectivo. Sin embargo, muchas de ellas son también un tipo de enfermedad autoinmune que se caracteriza por la presencia de reacciones inmunológicas en las que algo desencadena la reacción del sistema inmune contra sus propios tejidos y la producción de anticuerpos anormales que atacan a dichos tejidos (autoanticuerpos).

Mostrando 1–10 de 62 resultados