Fortificante Sexual

El deseo sexual y la vitalidad se pueden reducir por el estrés físico y mental, depresión, falta de ejercicio, la mala alimentación, el uso prolongado de medicamentos, las enfermedades crónicas, el tabaquismo, el alcoholismo y los contaminantes ambientales. Los complementos naturales, además de ser muy efectivos a mediano y largo plazo, no presentan el riesgo de acciones adversas y colaboran a la salud general, como la prevención de padecimientos y el cuidado de las arterias, la protección renal y del hígado, muchas veces, los satisfactores de las deficiencias de deseo a nivel físico conocidas como “disfunción sexual”.

Mostrando los 4 resultados