Corazón-Presión

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias, es la que mantiene a la sangre circulando. Mientras las variaciones de la presión permanezcan dentro de ciertos límites, las arterias podrán soportarlas perfectamente Pero si una presión alta (hipertensión) o baja (hipotensión) son persistentes, pueden afectar seriamente la salud. Además, indican que existe un problema subyacente que las ha provocado. Los médicos miden la presión arterial en dos fases del ciclo cardíaco. La primera, llamada presión sistólica, es la fuerza máxima que ejerce la sangre sobre las paredes arteriales cuando el ventrículo izquierdo se contrae y bombea el líquido hacia esos vasos. La presión diastólica es la más baja y corresponde al intervalo entre dos latidos, cuando el corazón está relajado y llenándose de sangre estas dos lecturas se anotan en forma de una fracción con la presión sistólica en el numerador y la diastólica en el denominador.

Mostrando 1–10 de 16 resultados